Aborta, que invita la casa

cuarto mes
Ayer, para desgracia de unos y alegría de otros, se aprobó el anteproyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y Salud Sexual y Reproductiva. ¡Pedazo nombre para referirse al aborto!.

Una gran parte de España se alza en armas contra dicha ley y otra gran parte la aplaude. En lo que a mi se refiere me trae sin cuidado que se apruebe esa ley o no. Tanto mi mujer como yo, tenemos claro que nunca abortaríamos, y que lo hagan los vecinos nos importa bien poco. Sin duda, una ley que podría ayudar en ciertos casos, se convierte en algo ruin y chabacano cuando alcanza la podredumbre que camina por la sociedad. Hemos conocido a personas que han abortado y los motivos, lejos de convencernos, tan solo nos ha venido a demostrar el gran problema de riego cerebral que sufren muchas personas. Como una pareja que abortó porque no tenían habitación para el niño, o la otra que tras siete embarazos con sus respectivos abortos, se dirigía a su octavo como el que va a comprar pan, simplemente porque no tomaba las medidas adecuadas con sus parejas. O la que lo hacia simplemente porque interfería en su profesión. Sin duda, para ellas, grandes motivos que invitan a matar. Porque no nos engañemos, por mucho que queramos darle un sentido al hecho de abortar, por mucho que se empeñen en decir que hasta cierto mes, el feto no tiene conciencia de si mismo o alma, o como dijo la ministra Aído que "Claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica" (que yuyu de idea, eso mismo pensaban los nazis de ciertas etnias y personas con deficiencias, y mira como acabo la cosa), o cualquier otra cosa que se nos ocurra para justificar el aborto, lo que nadie puede negar es que es acabar con una vida. Ahora, si mi vecino o cualquier persona quiere acabar con esa vida, y la ley, porque así lo han decidido los que mandan, lo consiente, pues allá ellos, no seré yo quien me levante para decir que la ley es mala o no, porque quizás, esa misma ley ayude a otras personas que quizás tengan verdaderos motivos para hacerlo, y que juzgarlas seria injusto porque solo ellas conocen su verdadera situación personal.

A mi en el fondo lo que más me preocupa es el mensaje que se da a la sociedad y a los jóvenes. Por un lado se preocupan por la cantidad de embarazos de menores en España, y por otro lado les dicen, -tranquilas que ahora, llegado el caso de quedaros embarazadas, podéis abortar con total libertad-. Como si el embarazo fuera la única consecuencia que conllevara el practicar sexo sin las medidas adecuadas. Recuerdo que existen importantes y peligrosas enfermedades venéreas, y que el sexo, por muy divertido y agradable que sea, conlleva una cierta responsabilidad. Pero también es verdad, que hasta ese tipo de problemas que acarrea la sexualidad, es un importante nicho de negocio, que mueve millones, y a los que muchos no están dispuestos a desprenderse. Ya se puso al alcance de las menores la vacuna del papiloma (cáncer de cuello útero), o la pastillas del día después, y existe multitud de tratamientos y medicamentos para todo tipo de venéreas y hepatitis. Todo el dinero que gasta la sanidad pública en ese tipo de tratamientos, añadido al coste de los abortos, desde luego supone un importante cargo para las arcas públicas. Pero eso importa bien poco, lo importante es que la gran rueda de la economía y la hipocresía no deje de girar.

Luego llegan las voces que hinchando el pecho como palomos te dicen que, como son ellas las que deben parir, por lo tanto son ellas las que deben decidir. Oye, ¡lo veo perfecto, que decidan!. Lo único que lamento, es que en esta sociedad de la información, donde esta al cabo de la calle todas las medidas anticonceptivas existentes, no hicieran gala de su gran poder de decisión, y no decidieran haber tomado alguna medida para evitar dicho embarazo, y que tenga que ser, como siempre, un inocente quien lo pague.

Para acabar quiero exponer una idea. Pensando un poco y puesto que el aborto va a suponer un gasto para las arcas publicas, lo que no entiendo es porque no se le intenta sacar algún tipo de beneficio, como es el caso de la basura y su reciclaje, y se usa los fetos, provenientes del aborto, para la fabricación de maquillajes y cremas de belleza. Al fin y al cabo, si a alguien le importa tan poco un feto como para llegar a abortar, poco le importará lo que se hará después con él. De hecho no creo que ni lo pregunten. Según creo, son tratados y eliminados como cualquier residuo orgánico. Por lo tanto seamos prácticos y saquemosle algún beneficio. Podemos adornar la idea, si además con ello, la persona que decide abortar, y vista la crisis que vivimos, se va con un dinerillo extra, ya que los cosméticos y las cremas de belleza son cualquier cosa menos baratas, y desde luego la materia prima con que se fabricará será de primera calidad. Ya tengo hasta el lema, "Cosméticos de España, la belleza que viene de ti". O sea, sales libre de una carga y encima más guapa.

PD: Para los que sufren de falta de riego, que sepan que en el último párrafo estoy tirando de ironía.

4 comentarios:

antonio

Menudo tema Eko!
Es lamentable que muchas personas tomen la decisión de abortar como el que va a buscar el pan ,hoy en día hay un sinfín de métodos anticonceptivos y de información al alcance de cualquiera por lo tanto algo falla, seguramente llegamos a la madurez sexual antes que a la madurez mental ( algunos ni eso ).
Naturalmente creo que siempre tiene que haber la alternativa al aborto,siempre y cuando se cumplan unos requisitos. La verdad es que es un tema complicado y más cuando tienes hijos, el mio tiene 13 años, por lo tanto ya sus hormonas empiezan ya a estar revueltas, por nuestra parte intentaremos explicarle la situación lo mejor que sepamos pero por muy bien que lo hagas el riesgo existe.
Pienso que antes de poder procrear tendríamos que alcanzar la madurez mental,los humanos no hemos evolucionado tanto para eso , mientras tanto la naturaleza seguirá su curso.
Saludos y buen fin de semana!

eko

Hola Antonio.

Has tocado, yo creo, dos puntos muy importantes, la madurez mental y la función de los padres. Sobre la madurez mental es difícil, pues eso ya va en función del individuo y su evolución, pero la función de los padres, aunque complicada y limitada, es muy importante. Sin duda, por mucho que le expliquemos a nuestros hijos y le hagamos recomendaciones, ellos deberán, por naturaleza, cometer sus errores, pero deben ser conscientes de los riesgos y actuar en consecuencia. Además, cada vez más se esta fomentando un egoísmo social del individuo, que no nos deja más que vernos a nosotros y nuestras circunstancias, relegando a todas las demás cosas a un segundo plano carente de importancia. Pero ese es un tema que creo tocaré otro día.

Buen fin de semana para ti tambien, Antonio.

Luna.

Yo me vi forzada a abortar dos veces en mi vida. Ahora tengo tres hijos, pero si por mi hubiera sido, tendría a los que aborté. Me presionaron, me manipularon, mi familia, sabiendo que yo era débil e inestable por culpa de los abusos sexuales que tuve de niña y por culpa de sus constantes humillaciones y ataques hacia mi persona. Me veía sola, desprotegida,¡pero recuerdo que me hacían tanta ilusiona esos hijos! ¡Pero por enésima vez en aquel entonces me deje llevar por lo que me decían, y lo hice!. No hay día que no me acuerde que nombre les iba a poner y que edad tendrían ahora. No voy a opinar ni a favor ni en contra, solo dejo mi experiencia respecto al tema. Personalmente, ahora mismo, en esta etapa de mi vida, no creo que lo hiciera a no ser que hubiera mucho riesgo para el o para mi.

eko

Atendiendo a tu historia, ¿cuantos serán los casos en que una persona se ve arrastrada al aborto?, ya sea por su circulo familiar, circunstancias o incluso por los prejuicios sociales. De todas formas ya digo que existen casos y casos, y que juzgar a todos por igual es injusto. Yo no critico al aborto en si, critico el hecho de que se le quite importancia, que se le considere un derecho inalienable de las personas, y que se anteponga el egoísmo del individuo sobre el derecho a la vida. He nombrado unos casos en la entrada de conocidos, que lamentablemente confirman mi opinión. No quiero ni imaginar cuantos como esos casos existen, y si realmente es bueno para la sociedad que esos casos se generalicen, y se banalice sobre un tema en el que esta en juego una vida.

Muchas gracias Luna.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.