Enredados Sociales

Salta de nuevo la liebre y todos, quien más o quien menos, se vuelve a echar las manos a la cabeza con los pederastas que se pueden encontrar en general en Internet y en las redes sociales en particular. Ya estamos de nuevo todos escandalizados por la impunidad con que actúan esos seres, y sin embargo, seguimos dando rienda suelta a sus instintos más básicos.

Siempre he pensado que Internet no es más que un reflejo de la sociedad en que vivimos, y que dentro encontraras todo aquello que busques, sea bueno o sea malo. Los pederastas no están en Internet porque exista Internet, los pederastas están en Internet porque están en nuestras vidas, muy cerca de nosotros y quizás hasta seamos, sin saberlo, familiar, admirador o amigo de alguno de ellos.

Mientras nosotros nos escandalizamos y nos dedicamos a criticar o censurar esta lacra de la sociedad, seguimos por contra alimentando una sociedad pederasta y pervertida, aumentado el indice de audiencia de series de televisión que se dedican a sacar adolescentes estereotipados, uniformados de colegiales. Seguimos dejando que nuestros hijos tengan como referencia a ese tipo de personajes, para goce y disfrute de los primitivos seres que se mueven por un instinto criminal y asesino. Seguimos dando pábulo y beneficios a estas cadenas, alimentando de esa forma la rueda del capital, a costa de ofrecer como sacrificio ritual la vida de inocentes niños.

En casa no vemos casi las cadenas comerciales, y mucho menos los anuncios o series, así que lo que sé sobre este tipo de series y programas, lo sé porque mi mujer es capaz, con su ojo clínico y olfato especial, de ver la oscura mano de la pederastia allí donde otros tan solo ven entretenimiento y diversión inocente, con solo ver a los personajes que intervienen. Y me sorprendo cuando las amigas de mi hija, e incluso las madres de estas, extrañadas y hasta casi escandalizadas, aun le preguntan a mi mujer, si es verdad que nuestra hija no ve esas series, porque son incapaces de creer lo que mi hija les dice. No entra en su cabeza que una niña de casi 9 años se acueste antes de las 20:30h, y que no se tire hasta las 23h, o incluso algunas más tarde, viendo una programación que no esta hecha para esas edades, y si voy un poco más lejos, ni siquiera para los adultos. Pero aun así, seguimos escandalizandonos, casi por deporte, de la barbarie que poco a poco se va adueñando cada vez de más estratos de nuestra sociedad. Yo aun recuerdo cuando mis padres me acostaban a las 20h. y aunque a regañadientes tenia que aceptarlo. Ahora que soy padre, me doy cuenta, de que nunca estaré suficientemente agradecido por aquello.

La programación infantil ha dejado de existir, ahora todo es programación juvenil, adelantando cada vez a edades más tempranas ciertas actitudes propias de la adolescencia. Así, que cuando llegan a ella, ya están casi de vuelta de todo y haciendo gala de actitudes adultas, que por su inexperiencia, les lleva a situaciones de peligro, de las cuales muchas son victimas. Haciendo que hasta los pederastas tengan que recurrir a niños cada vez de menor edad, incluso a los bebes, dejando a los adolescentes para los que son simplemente unos salidos babosos, que les da igual que sean o no mayores de edad.

La sociedad no se puede quejar por lo que esta pidiendo a gritos, no puede sorprenderse de ese problema ni de ningún otro, porque la sociedad, los medios de comunicación, los políticos y todos los estamentos sociales son quienes consienten y protegen ese tipo de actividades. Y en este apartado no excluyo a nadie, ni siquiera a las asociaciones que dicen ayudar a las victimas de abusos y que están a expensas de subvenciones para seguir adelante. Aun no he oído a ninguna de esas asociaciones quejarse por las series, o por los anuncios con claros tintes pederastas. Ni he oído quejarse ni reprender a los políticos por tolerar dichas actuaciones, pero claro esta, saben muy bien que no pueden morder la mano que les da de comer. Ya dije una vez que os cuidéis de aquellos que dicen defender vuestros intereses, porque tal vez sea a ellos a los únicos que les de rédito. Y sé que por eso quizá mucha gente me desprecie y deje de leerme, pero sinceramente me trae sin cuidado. ¡Allá cada uno con sus ideas y convencionalismo! Solo pido que jamás tengan que ver como alguien a quien quiere pasa por eso, mientras todos los demás lo ignoran o se lucran ya sea mediante la defensa de sus intereses o el fomento de la pederastia.

4 comentarios:

Luna.

Muy buena entrada. No puedo estar mas de acuerdo contigo. Ya no solo no deberían verlas los niños, creo que ni los adultos. Fomenta mas de lo mismo en, por desgracia muchos casos.
Pero ¡"como esta de moda"!, todos como locos, borregos y imitadores natos a emular los personajillos que allí se cuecen. Su vida, su ropa, sus hábitos, sus costumbres. Vamos, que la vida de muchos pretende ser la vida de los personajes de estas series.
Un saludo y muy bueno el post.

eko

Si, Luna, el día que se ponga de moda el que vallamos todos con una mierda en la cabeza, esta sociedad va a oler a lo que es.

Muchas gracias Luna, tu ejemplo es un acicate para los que antes callábamos.

antonio

Hola Eko!
Extraordinario post.
Hace tiempo que me quejo de la asquerosidad de la TV,muchas veces en casa medio en broma medio en serio he dicho de tirarla por la ventana de arriba de la casa. Como es posible que muchas personas se gasten más de 2000 euros en un aparato que solo sirve para enfermar a esta sociedad, la TV está haciendo mucho daño a la juventud, en las series , telenovelas y programas de mal gusto solo se respira sexo y machismo.
Saludos!

eko

La televisión es un poderoso sedante de la conciencia colectiva. Parece decirnos, -No pienses que nosotros lo hacemos por ti, y ya de paso, compra este producto-. Esta sociedad enferma y se degenera a pasos agigantados, patrocinados por una marca de cerveza, o de coches, o de compresas...
La televisión, y no olvidemos los padres que lo consienten, están haciendo un daño enorme a la juventud. Ya nos estamos encontrando con sus efectos en muchos de ellos, y esto no ha hecho más que empezar.

Muchas gracias de nuevo, Antonio, por participar.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.