Violencia de género a la venta

Queriendo dar un paso más allá en mi desconocimiento total sobre muchas materias, y pese a que más o menos uno conoce las definiciones de muchos temas, más por lo que oye y aprecia en los medios de comunicación o por simple deducción lógica, que por la propia experiencia, intenté encontrar la definición que se daba a la violencia de género. Quería llegar a averiguar hasta que profundidad llegaba la hipocresía de la sociedad en general y por ende de los medios de comunicación, asociaciones feministas y ministerio de igualdad. Encontré una definición que me llamó la atención, ya que vino a confirmar ciertas creencias que tenia sobre el asunto. Esta se da en la web: psicoterapeutas.com, y era atribuida a Susana Velázquez y venia a decir: "la violencia de género abarca todos los actos mediante los cuales se discrimina, ignora, somete y subordina a las mujeres en los diferentes aspectos de su existencia. Es todo ataque material y simbólico que afecta su libertad, dignidad, seguridad, intimidad e integridad moral y/o física." De inmediato me vino a la cabeza el uso que se le da a la mujer desde la publicidad. Y no hablo desde el hecho de que se le pueda encasillar como simple ama de casa. Si no de todos esos anuncios que necesitan sacar imágenes femeninas con más o menos ropa, en insinuaciones más o menos sexuales, pues a todas le otorgan el rol de simple reclamo sexual. Me llamó poderosamente la atención como todos y cada uno de nosotros en mayor o menor medida estamos aceptando y fomentado ese tipo de violencia de género. Esta claro que la publicidad somete y subordina a la mujer como un simple escaparate sexual de exposición, afectando claramente a su dignidad, seguridad, intimidad e integridad moral y/o física.

Estoy cansado de ver como todos alzan la voz y atacan a la prostitución por la denigración que sufre la mujer que ejerce dicha profesión, y como se acusa y detiene a quienes obligan a las mujeres a prostituirse para beneficio propio, pero a la vez pasan por alto, e incluso aceptan como algo totalmente normal, la prostitución ejercida desde cualquier valla publicitaria o anuncio de televisión. Hasta las revistas dirigidas a las mujeres y con clara ideología feminista hacen uso de dichos anuncios para lucrarse, lo cual los hace mucho más denigrante.

Nos venden botes de judías, alimentos dietéticos, anuncian clínicas de cirugía estética, desodorantes, coches..., en definitiva cualquier cosa que nos quieran vender, con imágenes y mas imágenes de mujeres. Esta claro, que todas esas empresas confían muy poco en su producto, y necesitan de una distracción que atraiga la mirada de los descerebrados y descerebradas que pueblan el planeta, para que relacionen subconscientemente su producto con cierta primitiva atracción sexual. Mientras tanto, día si y día no, en la plaza de algún pueblo, o en la puerta de algún ayuntamiento, o en cualquier calle de este país, sigue la gente guardando un minuto de silencio por la ultima mujer asesinada el día anterior por su pareja. Sin embargo, seguimos permitiendo y dando altos beneficios a todas esas empresas, medios de comunicación y agencias de publicidad, que siguen mostrando a la mujer como simple mercancía con la que traficar para conseguir sus fines. No es de extrañar, que la violencia de género, como otros muchos males que acucian a las sociedades modernas, sean de difícil erradicación, ya que por mucho que se haga para concienciar de lo grave de la situación vivida por muchas mujeres, por otra, no hacemos más que permitir que se fomente por el interés de la sociedad de consumo y el capitalismo.

¿Que pasaría si cogiera a un par de mujeres, y previa compensación económica y dándole la libertad de elegir, las pusiera en la calle más comercial de una ciudad, en ropa interior o semi-desnudas, vendiendo un producto? Seguro que el escándalo estaría formado. Seria portada de diarios y televisiones, las asociaciones feministas se me echarían encima como lobas, y hasta la policía intervendría para desmontarme el tinglado. Entonces, ¿porque aceptamos, como algo normal, que las mujeres sean exhibidas, de la misma forma, en un gran cartel publicitario, o en la televisión?.

Para acabar, guardemos un minuto de silencio por el maltrato que ha sufrido, en los segundos que has leído esta entrada, la imagen de la mujer en algún anuncio de televisión, de prensa o en el cartel de una parada de autobús.

3 comentarios:

antonio

Excelente post Eko!(como siempre)
Vivimos con la hipocresía,se ha instalado en nuestras vidas,mires donde mires te la encuentras y lo peor es que lo encontramos normal.
Aveces me pregunto: ¿son las mujeres conscientes de lo que están haciendo con ellas?, muchas lo son pero prefieren mirar hacia otro lado ¿porqué?,seguramente por comodidad,están encantadas con el rol de "princesa" que les han vendido. Todas las mujeres tendrían que salir a la calle a protestar por el bien de ellas y de sus hijos y sobre todo de sus hijas.
Saludos!

antonio

Hola Eko!
Creo que "tienes" una MUJER estupenda ¡felicidades! (para los dos)

eko

La verdad es que yo también lo creo.

Muchísimas gracias Antonio.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.