Feminismo e igualdad

igualdad
Gracias a dos entradas del blog de Antonio, Ajos secos pican, me ha dado por pensar en la igualdad de la mujer y todo lo que ello acarrearía, no solo para los hombres, sino para ellas mismas. Sinceramente pienso, que el feminismo es una ideología prostituida a intereses y devaluada por sus propios y propias defensoras.

Cuando se habla de igualdad, parece que dicha igualdad, solo atienda a criterios, meramente económicos o domésticos. Se pide que las mujeres sean valoradas en sus puestos de trabajo, y remuneradas por ello de igual forma que los hombres. Que accedan a puestos de poder independientemente de su sexo, y en igualdad de condiciones. Y que el hombre colabore con los hijos y las tareas del hogar.

Pero una igualdad que atiende solo a ciertos derechos, no considero que sea una igualdad real. Si realmente deseamos que la mujer sea igual al hombre, debemos hacerlo hasta las últimas consecuencias. Por ejemplo:

-En caso de divorcio, una vez alcanzadas las metas laborales exigidas, debería ser la justicia, quien dictaminase quien esta en mejores condiciones para educar y mantener a los hijos. Sea el hombre o la mujer, independientemente de la idea machista, de que la madre, o sea mujer, es quien debe quedárselos.

-El acceso a un puesto de trabajo en el que se requiera cierta condición física, las pruebas deberían ser iguales para ambos sexo. Porque por ejemplo en el ejercito, la policía o los bomberos, ni los enemigos, balas o fuego, corren menos para las mujeres que para los hombres.

-En los deportes, las competiciones de hombres y mujeres deberían unificarse y competir juntos. Y quien me diga que eso es imposible porque las condiciones físicas de los hombres no son las mismas que la de las mujeres, les diré, que en ciertos deportes, la superioridad de la raza negra es evidente a la raza blanca, y no por ello se hacen competiciones diferentes. Además, de ser así, seria considerado por todos como racismo.

-En las catástrofes, ya esta bien de oír la frase: "las mujeres y niños primero". Los niños vale, pero las mujeres deben tener la misma posibilidad de morir que los hombres. Y si me vuelven a decir que las mujeres no tienen las misma posibilidad de sobrevivir por su constitución, a parte de considerarlo una observación machista, diré que seguro que existen hombres mucho más fuerte que yo, y no por ello, me darán a mi prioridad.

-En el mundo laboral, deberíamos igualar las bajas por maternidad a las de paternidad. Con ello quiero decir, que si una mujer esta de baja 4 meses, la del hombre debería ser la misma. Pero nada de que ellos, decidan si lo toman o no, debería ser una obligación. De esta forma conseguiríamos, ademas,que el embarazo y el parto, ya no fuera un handicap a la hora de encontrar trabajo para las mujeres, porque los hombres estaríamos en las mismas condiciones.

-En la publicidad, el trato de la imagen femenina como simple reclamo sexual, debería desaparecer, pero si es tan importante explotar esa imagen, que yo considero denigrante y machista, para las agencias de publicidad mediocres, estas deberían usar en la misma proporción la imagen masculina. O sea, si para venderme un bote de cacao soluble para la leche bajo en calorías, me tienes que poner en el bote el culo de una mujer, es que dicho producto es una mierda, y nos creen tan imbéciles (de hecho no les falta razón), que lo hombres lo compraran solo por la imagen del culo, y la mujeres creerán que tomándolo ellas serán iguales que la de la imagen retocada con photoshop. Creo que deben por lo tanto sacar también el culo de un hombre, porque parece que las únicas que están gordas son las mujeres.

-Debemos intentar que hayan más amos de casa, y que no se les considere por ello unos vagos inútiles que viven a costa de su mujer. Pero además tenemos que dejar de denigrar a la mujer que decide cuidar de su casa y sus hijos, como si para ser mujer hoy en día, tuvieras que ser trabajadora a cuenta ajena, y ser una ama de casa, fuese una vergüenza para el género femenino.

Estas son tan solo algunas de las cosas que se me han ocurrido, pero seguro que alguien encuentra más aspectos que igualar si piensa un poco. Ya esta bien de usar el feminismo y la igualdad según nos interese, y si vamos a luchar por algo, hagamoslo de una manera no interesada, partidaria e hipócrita.

Para acabar, debería terminarse la eterna lucha hombre-mujer, de haber quien es más listo, quien dirige, gobierna, crea, mejor que quien. Atendiendo a la ley de la igualdad, ambos sexo deberían ser igual de apto  o de inútiles para cualquier cosa. Y decir que la mujer es mejor para algo que el hombre, es tan machista como decir lo contrario.

11 comentarios:

antonio

Hola Eko!
Tocas muchos temas al mismo tiempo,creo que cada uno de ellos por si solo darían para mucho.
Es evidente que Tanto el hombre como la mujer son diferentes por naturaleza propia,pero a pesar de esta diferencia natural ambos géneros tienen que tener los mismos derechos y obligaciones en esta sociedad.
Creo que es bueno y sano que en todas las profesiones aun siendo de riesgo hayan mujeres en ellas.
Los jueces aveces actúan de forma machista,por eso las sentencias son como son, en estos casos el machismo favorece a la mujer.
En lo deportivo tiene que haber separación de géneros si no pocas mujeres conseguirían una buena carrera deportiva y eso sería muy injusto.Hay mujeres que emplean muchas horas de entreno cada día ya no solo por ganar títulos si no por que es su vida y su pasión.
Bueno de momento lo dejo,la verdad es que es muy interesante todo.
Saludos!

eko

Hola Antonio.

Es bueno que haya mujeres en todos los ámbitos de la vida, y que no sean discriminadas por su sexo, pero tampoco favorecidas. Yo creo que en eso consiste la igualdad. Si hacemos distinción alguna, ya sea negativa o positiva, entonces que no le llamen igualdad, que le pongan otro nombre. Si en deporte no pueden hacer carrera y es injusto, pues la verdad es que lo siento, pero yo mido 1´65m, y si mi vida y mi pasión fuera el baloncesto, no por ello creo que debiera crearse una competición de baloncesto para bajitos. Por mi altura tampoco podría ser policía, y me parece absurdo crear un mini-cuerpo de policía porque me siento discriminado.

Mira Antonio, es cierto que pueda parecer injusto en muchos aspectos, pero lo que no se puede hacer es pedir la igualdad solo para aquello que nos interesa. Se que son muchos temas lo que toco, y muchos más los que me dejo en el tintero, pero el blog se convertiría, en algo que no deseo, si le dedicara una entrada a cada uno.

Muchas gracias por comentar, Antonio.

antonio

No somos iguales los hombres y mujeres pero tenemos que tener los mismos derechos.
Saludos!

eko

De eso hablamos, de igualdad de derechos pero también de obligaciones. Sin duda existen multitud de diferencias entre hombres y mujeres, pero solo físicas, como las hay entre los individuos de un mismo género, pero debemos de dejar de ser políticamente correctos, y dar un paso más allá, en el sentido de la total integración e igualdad. Si nos quedamos en las medias tintas, mi creencia, es que se generará una corriente de machismo integrista. La simple expresión "feminazi", con la carga de significado que conlleva, es solamente una de las primera muestras de ese integrismo.

Saludos

Mariola

Hola Eko,

Mi pensamiento va un poco en la línea de Antonio, de hecho, vengo de su blog porque te he leído allí.

Bajo mi punto de vista, el feminismo no trata de imponer los derechos de la mujer sobre los del hombre, esto es un error, pensar que feminismo es lo contrario que machismo, no lo es. Sólo se trata de que hombres y mujeres tengan los mismos derechos.

Ahora bien, reconocedme que hombres y mujeres no partimos de la misma base, que llevamos 3000 años de historia de machismo, que no se ha eliminado por muchas leyes que se han instaurado en nuestro país, es algo que está introducido en la cultura a través de los siglos y no es fácil, como tú propones, eliminarlo de un sablazo. El machismo está presente ahora y lo seguirá estando durante muchos años más, aunque haya personas que traten de señalarlo cada vez que lo noten.

Hay que tener en cuenta una cosa, y es que como hombres y mujeres no partimos de la misma base, ya que las mujeres estamos en desventaja, porque el machismo está, existe. Para llegar a la igualdad es un error pensar que a patir de ahora condiciones iguales y ya hay así igualdad. NO. Las mujeres partimos de una situación de desventaja que se llama machismo, y por eso para llegar a la igualdad hay que COMPENSAR las diferencias, con medidas de discriminación positiva. Como por ejemplo que se subvencionen los contratos de trabajo de las mujeres, porque NO estamos en las mismas condiciones. (Cosa que ya se hace porque está reconocida esta desventaja laboral en las mujeres)

Los hombres y las mujeres somos distintos físicamente, es obvio esto, hay cuestiones en las que no podremos ser iguales jamás, a menos que usted me demuestre que puede parir. Las diferencias son connaturales a cada género.

Con respecto a la igualdad laboral en periodo de bajas por maternidad, yo estoy de acuerdo en que el hombre pueda pedir su baja y se le conceda sin obstaculos, pero no se olvide que la que pare es la mujer, la que sufre los 9 meses es la mujer, a la que le cuesta trabajito levantarse por las mañanas y vomita por el embarazo es la mujer, si usted quiere que lo traten igual que si llevara el bebé dentro, me parece muy bien, pero no se pueden igualar las situaciones porque hay mucha diferencia.

Con respecto a los trabajos, las mujeres están ya en muchos lugares donde hace pocos años era impensable que estuvieran, pero tenga en cuenta, que la sociedad, mal que nos pese, sigue siendo machista, y que es la mujer la que si hay hijos enfermos, es la que los lleva al médico, y si hay familiares mayores, por estadística, es la que se tiene que encargar de ellos. Comprenda que las cargas de la mujer siempre son mayores que las del hombre en este sentido, esto sin mencionar que es la que más hace en el hogar, hablamos de la "doble jornada" laboral, etc.

Con respecto al divorcio, estoy de acuerdo en que ambos tienen los mismos derechos a la custodia de los menores, pero usted habla de "educar y mantener", la persona que se queda con la custodia, o no trabaja y recibe pensión de la otra parte para cuidar a sus hijos, o no los educa directamente, es complicado decir esto así en unas líneas sin simplificar en exceso.

La mujer tiene siempre mucho más complicado el acceso al puesto laboral que el hombre, por todas las circunstancias que le he mencionado antes, porque cuida de sus hijos cuando está enfermos y esto la obliga a faltar más, y se dan dos casos, o la echan antes del trabajo o simplemente se la contrata menos. Aparte cuida de sus mayores, aparte de esto es la que pare... esto los empresarios lo saben, y por eso contratar a una mujer es más complicado y se lo piensan más, porque saben que faltará más al trabajo por regla general que un hombre. Y por eso, hay subvenciones para contratar a las mujeres, porque esto es sabido por todos, los inconvenientes a los que nos enfrentamos las mujeres laboralmente.

No sé si me he dejado algún punto sin tocar.

Besito

eko

Hola Mariola.

Me imaginaba que iría en la linea de Antonio. Yo soy un poco mas radical, pero es que lo políticamente correcto nunca me ha gustado. Parece, o esa es mi impresión, que pensáis que yo estoy hablando en contra de la mujer o de la igualdad, lo cual es totalmente erróneo. Sin duda la mujer ha estado bajo la bota machista durante toda la historia, aunque ha tenido una cuota de poder oculto, que parece que a muchos se les escapa, pero ese es otro tema.

A ver si ahora se me entiende un poco mejor. Si la mujer esta 9 meses de embarazo, y tiene que estar de baja después del parto, lo que digo, es que el hombre debe estar el mismo tiempo de baja por ley. De esa forma, para contratar a una mujer, el embarazo y el parto no sera un problema, porque si contrata a un hombre se deberá dar el mismo tiempo de baja. Además, si el marido esta con su mujer, este podrá ayudarle durante esos duros pero preciosos primeros meses. Esta claro que el hombre no puede parir, ni sentirá nauseas ni dolores, pero puede ser de gran ayuda si se le da la posibilidad de estar con su mujer, en vez de tener que irse a trabajar.

La verdad es que al final de todo su comentario, me vuelvo a quedar con lo mismo, que lo que se pretende es solo una media tinta que sirve para bien poco. Para tener contenta a las mujeres, que como siempre se creerán aquellos que quieran que crean, porque seguirán habiendo mujeres con verdaderos problemas, que ni la igualdad ficticia que se busca ni lo políticamente correcto que se vende para no ofender al movimiento feminista, harán que desaparezca. No solo no conseguirán acabar con el machismo de esa forma, sino lo más posible es que se aumente.

Es gracioso que se pretenda conseguir la igualdad, pero sin perder la que les afecta positivamente. Muy igualatoria la idea. Lo digo y lo vuelvo a decir, SI A LA IGUALDAD, pero a la autentica, no a la seudoigualdad que se pretende, interesada y manipulada por feministas y machistas políticamente correctos.

Muchas gracias por comentar. Un saludo.

Mariola

La discriminación positiva sobre las mujeres existe para compensar las desventajas sobre el hombre, para llegar a la igualdad. Se están promoviendo, y mal que le pese a muchos, se seguirán promoviendo aún más. Pero esto no sólo ocurre con las mujeres, sino con otros grupos que están en desventaja, menores en riesgo de exclusión social, inmigrantes, discapacitados, etc. Como se parte de una base de DESVENTAJA, para llegar a la igualdad real, hay que COMPENSAR.

Me ha resultado interesantísimo eso del poder oculto de las mujeres, nunca había oído hablar de eso, fíjese que la mayoría habla de colectivo en desventaja desde todos los ámbitos, derechas e izquierdas, esto del poder oculto de las mujeres me es extraño, porque de haberlo sabido las propias mujeres la historia habría sido diferente, no?

Besito

eko

Para mi la discriminación positiva es solo una forma más de machismo, con la cual las mujeres se sienten muy cómodas. Es una forma más de denigrarlas, y lejos de tomar medidas reales y contundentes que ayuden de verdad a la igualdad, se dedican a dar y tomar caramelitos, unos para demostrar lo preocupados que están por la situación de la mujer, y las otras contentas porque se les reconoce y no dejan de perder ciertos privilegios a los cuales se han malacostumbrado. De todas formas, he de decir, que como remedio provisional, dichas medidas son aceptables. Pero vuelvo a repetir, que no podemos quedarnos en esa igualdad de laboratorio, y que una vez conseguidos ciertos objetivos, se debe ir hacia una igualdad más real. Y esa verdadera igualdad no se si son capaces de aceptarla tanto las mujeres como los hombres.

Hace bien en compararme la situación de la mujer con la inmigración, de la que puedo decir más o menos lo mismo. Las medidas de integración tan favorables hacia los emigrantes lo único que conseguirán es mas racismo. Las últimas encuestas me lo confirman. Pero no me la compare con los discapacitados, porque no tiene nada que ver, ya que las capacidades de las mujeres no sufren ninguna merma, y si defendemos la igualdad de géneros hemos de entender que somos capaces de lo mismo.

El poder oculto, no lo digo yo, lo dicen las mujeres, y usted, como una de ellas lo sabrá. De hecho deja constancia en el blog de Antonio. Cuantas veces habré oído, que "detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer". Pero lo curioso es que no se dice, que detrás de un gran tirano, o dictador, o asesino, existe una mujer de la misma calaña. Hay una interesante paradoja de Platón, y fíjese hasta que época me remonto, que dice: "El sexo fuerte es generalmente el sexo débil debido a la debilidad que siente el sexo fuerte por el sexo débil." Y no me va a decir usted, que dicho poder no ha tenido ningún efecto en la historia. La mayoría de los hombres en realidad somos seres básicos, yo diría que primitivos, capaces de cualquier cosa por sexo, y las mujeres han usado y siguen usando eso como arma de poder. Porque en realidad, la mujer es igual de básica y primitiva. La estupidez de la humanidad alcanza por igual a ambos sexos. Y créame cuando le digo, que el hombre tiene la mujer que se merece y viceversa.

En occidente, han convertido, porque eso es lo que interesa, la lucha por la igualdad, en una constante y absurda guerra de sexos. Lejos de querer integrar al hombre en la construcción de la igualdad, se le ha relegado al papel de principal culpable de todos los males. Y ese, la verdad, es que no creo que sea el camino.

Saludos, Mariola.

Luna.

Yo soy mujer y a veces mi propio género ( y el opuesto también) me desagradan. He visto, por desgracia, el oscuro y turbio interior de los hombres, pero también he visto el de muchas mujeres. Luchadoras, merecedoras, de estas no hay tantas como pretenden hacernos creer. Por supuesto que deberían estar igualados tanto los derechos como las obligaciones, tanto para hombre como para mujeres, pero no deja de ser cierto que por tres mujeres desvaloradas, denigradas, hay otras tres que van de listas, manipulan y tejen a su antojo una telaraña en la que, los como dice Eko básicos instintos de la gran mayoría de hombres, cae.
Somos muy listas también, muchas saben muy bien como utilizar sus "poderes ocultos", de hecho yo misma lo había utilizado en múltiples ocasiones. A la salida del colegio, algunas de las madres se regocijan de como sablean a sus ex con las pensiones.
Eso también lo encuentro muy feo. La publicidad utiliza más que nunca la imagen de las féminas para vendernos cualquier cosa, usando el otra vez instinto primario sexual, hay artículos que hablan sobre las estrategias de las campañas publicitarias con este tema. La mujer es la que más sigue desfilando en pases absurdos de moda,con ropa o sin, sigue participando en concursos de mises igual de absurdos,¿es necesario catalogarnos como si fuéramos mercancía en el mercado de abastos? Eso es muy denigrante también, y no veo que se quejen mucho para abolirlo.
¿Por que? ¿Porque salir con una fregona es desvalorizarte y salir enseñando el trasero y contoneándote no?
¿En que varemos estamos midiendo la igualdad? Yo soy mujer y como todas he vivido y vivo la desigualdad en muchos aspectos y más siendo madre, que parece que las propias mujeres te miran mal por tener tres hijos en vez de uno o ninguno. En las entrevistas de trabajo, estoy sentenciada por el hecho de los hijos, ¿por que no se les ocurre dar al hombre el mismo tiempo de baja maternal/paternal? La idea propuesta por Eko no es tan descabellada, de esta manera los empresarios no dudarían en contratar a un hombre o a una mujer. Eso si sería también igualdad de condiciones.
Es un tema muy delicado, que llevara mucho tiempo y propuestas que no se cumplirán ni la mitad, por desgracia es una guerra de sexos que parece no llevar a ninguna parte.
Ni todos los hombres son unos trogloditas ni todas las mujeres son unas pobrecitas víctimas.

antonio

Veo que el tema levanta pasiones.
La propuesta de baja por maternidad / paternidad propuesta por Eko no me parece mal. Creo que Eko va más allá del feminismo pero eso hoy por hoy es casi una utopía, para llegar a ello primero hay que igualar la situación de la mujer con respecto al hombre aunque ello comporte la discriminación positiva para la mujer.
Luna hace referencia a que muchas mujeres utilizan sus derechos para machacar al hombre, pero estos derechos tienen que estar aunque halla personas que se aprovechen si no muchas mujeres estarían indefensas.
Es un placer compartir las opiniones con todos vosotros, creo que en el fondo todos defendemos lo mismo pero con diferentes puntos de vista y no lo digo por ser politicamente correcto.
Creo que este problema desaparecerá cuando entre todas las personas nos tratemos como seres humanos.
Saludos y abrazos para todos!

eko

Hola Antonio, hola Luna.

Desde que empece este blog, me he quejado por la hipocresía que se ha instalado en todos los ámbitos de nuestra sociedad y nuestras vidas. Me da la sensación que casi todos recitamos frases, eslóganes, escribimos textos, que otros han dicho o escrito. Me propuse hacer un blog, que no se limitara a decir más de lo mismo. No dejar mi opinión en manos de otros, por muy relevantes e inteligentes que fuesen. Pretendía no solo hablar de cosas con más menos carga social, sino que ademas deseaba hacerlo aportando no solo mis palabras, sino mis ideas, por muy estúpidas que ellas parecieran a los demás. No creo en aquellos que nos defienden, sean políticos, sindicatos o asociaciones de cualquier tipo. Considero muy importante la opinión, la experiencia de cada uno. No importa que estemos o no de acuerdo, lo importante es que nos demos cuenta que algo falla, que la igualdad, incluso la que esta sobre la mesa, esa que todos decís que es importante para igualar fuerzas, vale para muy poco. Las mujeres siguen siendo las que cargan con casa y trabajo, aquellas claro que tienen la suerte de que les den trabajo. Creo que es mucho más importante arreglar la situación de las mujeres de base, que ver cuantas hay en lugares de poder. Pero los individuos, los que nos levantamos cada mañana para mantener a nuestras familias, quien la tenga, importamos bien poco, seamos hombres o mujeres. Tal vez yo hable de una utopía, como tal vez sea una utopía acabar con el hambre o las guerras, pero si partimos de la base de que todo eso es una utopía, tal vez deberíamos dejar de quejarnos, bajar la cabeza y no ver más allá del día a día, esperando que no nos toque a nosotros, o a uno de los que queremos, las desgracias que nos rodean.

El machismo ha mudado de piel, ha evolucionado a una forma más refinada y sutil de utilización y abuso de la mujer. Les han puesto una correa más larga, pero siguen con el collar que las asfixia cada vez que se tira de la correa. Y no me refiero al machismo de calle, me refiero al machismo institucionalizado y mediático. Me da la sensación de que la mujer, en los países desarrollados, no están siendo solo victimas del machismo, sino que también de su propio victimismo.

Siempre es un placer encontrar opiniones vuestras. Un saludo a ambos.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.