La suerte de amar

La suerte es una esquiva señora, altiva y egoísta, que no suele atender a razones. Un día, escondida tras unas pocas frases, se presentó en mi casa. Tras ellas, apareciste tú, en compañía de un dolor que trasnocha para no abandonarte. La fiesta parecía un encuentro más destinado a ser una efímera estampa en nuestro recuerdo. Pero las palabras empezaron a surgir de la nada, y entre el espacio que las separaba, quiso enraizar un sentimiento que necesita de suerte y dolor para subsistir. Suerte porque no es fácil encontrarlo en un estado tan puro y sincero, lejos de intereses y espejismos. Dolor, pues aun después de encontrado, mantenerlo en su estado primordial de pureza y sinceridad, requiere de un esfuerzo que hace que nos duela toda el alma.

En un lánguido pasar de minutos, de días, de meses, de años, la fiesta transcurrió con batallas y desencuentros, hasta que poco a poco el caudaloso río del amor, acomodo su cauce a dos personas tan predestinadas como distintas.

En un acto de osadía, de inconsciencia premeditada, retamos a la vida a un duelo, desterrando creencias y convicciones mal paridas por la sociedad, para crear un nicho de libertad tan autentica como nuestra. Es cuestión de suerte o es cuestión de amor, que pasados los años, nuestras mismas debilidades nos fortalecieron. No encuentro mayor acto de libertad que amar, que entregarme a ti consciente del reto, y recibirte mostrándote todos mis defectos para que sean sometidos a tu juicio.

Hablar de amor, o de ti, o de mi, es hablar de sacrificio, de una suerte de bendita maldición que nos entrelaza, para convertirnos en conquistadores de nuevas regiones de nuestra alma. Hablar de amor, o de ti, o de mi, es hablar de un todo que no dice nada, es hablar de un mañana que nos recibe a dentelladas, esperando la flaqueza de animo, de un descuido trasnochado, que habrá la trastienda de los reproches, el bazar de las ofensas, la fosa común de las historias que mal acaban.



0 comentarios:

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.