Identidad Neutra

Se ha dado el caso en Australia de una persona que naciendo hombre, y no sintiéndose como tal, decidió someterse a tratamiento hormonal y posterior operación de cambio de sexo, para ser mujer. Pero ahí no quedo la cosa. No sintiéndose cómoda tampoco con dicha condición, decidió embarcarse en una lucha legal para que las autoridades le reconocieran la existencia de personas sin género sexual definido, que finalmente le fue reconocida. Así que le hicieron entrega de un nuevo certificado que ‘en la casilla correspondiente al género aparece la nueva clasificación de “neutro”’.

En España, las asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, han reclamado una categoría similar en la que se encuadren aquellas personas que no se sienten cómodas con ninguna de las dos identidades sexuales conocidas.

Tal vez la igualdad empiece por no ser clasificados en identidades sexuales. Entender que todos somos personas, que todos, indiferentemente de su identidad sexual somos iguales y que dicha condición debería dejar de ser objeto de debate.

Sin duda la lucha por los derechos nos lleva a situaciones jamás pensadas o imaginadas. Debemos estar abiertos a nuevas definiciones, y experiencias vitales, que nos den una visión más abierta de lo que es la realidad. Lo cual supondrá un problema para la Ministra de igualdad, que tras demostrar su inventiva lingüística con la expresión "miembras", deberá hacer de nuevo gala de su "inteligencia e inventiva" para definir a aquellos que adopten una identidad neutra y que deberán ser tenidos en cuenta en su oratoria parlamentaria. También será muy divertido escuchar a la Iglesia ante tal situación.


Y es que no cabe duda de que la realidad supera con creces a la ficción.



4 comentarios:

Luna.

Eko, te doy la razón. Es más, yo también pensaba que solo sufrían maltrato las mujeres en manos de hombres. Pero he conocido relaciones de mujeres lesbianas y las agresiones tanto físicas como verbales han sido igual o peores que las de una pareja hetero. No creo que el comportamiento, el bueno o el malo, dependa del género con el que hayas nacido, si no de la persona, independientemente de su sexo, hombre, mujer o neutro.

antonio

Hola Eko!
Estoy de acuerdo en no clasificar a las personas en entidades sexuales, lo que cuentan son las personas.

Saludos!

eko

Hola Luna.
La violencia, no conoce genero, ni preferencias sexuales. Se da de muchas maneras, incluso la podemos sufrir sin darnos cuenta. La sufrimos a manos de extraños, compañeros de trabajo o estudios, parejas e incluso el propio Estado.

Muchas gracias por comentar, Luna.

eko

Hola Antonio.
Por un lado se reivindica la igualdad y por otro nos clasifican por géneros. Todo no es más que lo absurdo de quien no sabe hacia donde va.

Un saludo, Antonio.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.