La especie inhumana

Me pregunto que es lo que lleva al ser humano a creer que todo cuanto abarca la Tierra le pertenece. Delimita fronteras que cubre con una tela a la que llaman bandera, con la cual tener una excusa para matar y torturar a su semejante o al diferente. Acaba con la fauna y la flora, contamina océanos, atmósfera y expolia todo bien y recurso que pueda regalarle tan maravilloso planeta, mientras invoca el perdón por sus pecados a su Dios y creador. Tal vez tratando de simular al Dios vengador y rencoroso que han creado a su imagen y semejanza, arrasan con cuanta belleza y vida encuentra por su camino.
animales de laboratorio
Desde que Descartes dijera que los animales no sufrían, porque según él, carecían de alma, y posteriormente Nicolás Malebranche, filósofo francés y seguidor de Descartes, que los animales “comen sin placer, lloran sin dolor, actúan sin conocimiento; no desean nada, no saben nada”, los experimentos con animales han sido el pan nuestro de cada día en el mundo científico. Se calcula, que actualmente, más de 100 millones de animales son utilizados anualmente para experimentos en laboratorios. Solo en la Unión Europea se utilizan cada año de 12 a 17 millones de animales, el 60% en pruebas de cosmética, el 30% en experimentos militares, y sólo el 10% en sanidad, y esto incluye tanto experimentación como su uso para prácticas educativas de disección y operación en medicina y veterinaria.

Ahora, que esta tan de moda y en boca de todos la bioética con respecto a la experimentación con células madres, o la creación de vida en los laboratorios, seria cuestión de rescatar del subconsciente de todos nosotros la experimentación con animales. Todo el debate sobre la defensa de animales en España parece centrado en el mundo taurino, pero deberíamos de recordar que lejos de la arena del ruedo, en fríos y asépticos laboratorios de nuestro país, 700.000 animales al año, excluyendo los animales criados para investigación que más tarde son sacrificados como excedentes y los que mueren durante su transporte, son torturados y asesinados por el bien de la ciencia.

Para saber un poco de lo que iba a hablar he tenido que leer y ver imágenes que os juro que me han hecho llorar. Por un momento he sentido verdadero odio por la humanidad y la he creído merecedora de cualquier mal o fin trágico que le sobrevenga. Es intolerable que la humanidad desaparezca donde empieza el negocio, porque aunque se nos venda que los experimentos que se realizan en animales es por el bien de las personas, no es menos cierto que históricamente se ha exagerado el papel de los experimentos con animales en el progreso médico, ya que dichos experimentos son poco fiables y extrapolar los resultados conseguidos con animales a humanos conlleva numerosos errores. Esa idea no sólo esta avalada por quienes luchan por los derechos de los animales, sino que muchos científicos así lo piensan.

La gran mayoría de los productos cosméticos (perfumes, champús, pasta dentífrica, tinturas para el pelo, cremas, maquillaje y desodorantes) se experimentan primero en animales. Cada año, se someten a unos 38,000 seres vivos en Europa y millones alrededor del mundo a un dolor y sufrimiento intensos en pruebas de toxicidad. Por ejemplo, la prueba de ojos Draize, donde se gotean sustancias tóxicas en los ojos de conejos conscientes; la de toxicidad oral, en que los animales son forzados a ingerir sustancias una o repetidas veces para ver los efectos tóxicos; o las pruebas de irritación de la piel, en la cuales se unta una sustancia sobre el lomo afeitado de un grupo de animales, que normalmente son conejos. Sufrimiento gratuito en aras de la vanidad humana. Dolor por el simple hecho de causar dolor. Me gustaría proponer desde aquí a los dirigentes, la siguiente idea: al igual que con las cajetillas de tabaco va a ser obligatorio poner imágenes de las enfermedades que provoca, creo que en cada artículo de cosmética que se vende, debería ser obligatorio poner las imágenes de los animales que son torturados y sacrificados para que lleguen al mercado.

La tragedia pasa a ser un crimen contra la vida misma cuando descubrimos que el 99% de estos experimentos son repetitivos y sólo se realizan para justificar becas y patrocinios, o cuyo fin es sólo la publicación de un trabajo buscando notoriedad. Que la sociedad cierra los ojos ante tales aberraciones es un hecho demostrado. Nadie parece querer saber la verdad, como si desconociendo dichos actos les librase de todo pecado, mientras frente al espejo se acicalan y perfuman con la tortura y muerte de un animal. Se ha llegado a tachar incluso a los que pretenden que cesen dichos experimentos, como personas que están en contra de la especie humana. Una especie así no es humana. No es humana la especie que causa sufrimiento y muerte a sabiendas, ya sea a animales, plantas o personas. No es humana la especie que sabiéndolo, cierra los ojos y mira a otro lado. No es humana la especie que piensa, que el desconocimiento nos exime de la responsabilidad.

Cuando me enfrenté a la escritura de esta entrada valoré la opción de poner fotos de los experimentos a los que son sometidos los animales. Pero sinceramente vi innecesario cargaros con un sufrimiento tal. Pensé que quien me leyera y no se diera cuenta del dolor de dichos animales, tampoco reaccionaria ante las imágenes, pues el alma humana parece en muchos casos, haberse diluido ante tanta trágica noticia con las que somos bombardeados. Existen métodos alternativos a la experimentación con los animales, pero en el caso que no los hubiera habría que inventarlos o descubrirlos. Es innecesaria esta matanza, que día tras día se comete por el bien de la humanidad. Todo ser vivo, indistintamente de su especie es merecedor de protección. Nos creemos y actuamos como los dioses del reino animal, provocamos catástrofes y miseria allí donde estamos, causamos dolor injustificado a diestro y siniestro, y cargados de soberbia nos atrevemos a despojar de alma al resto de seres vivos.

Volvamos ser humanos reencontrándonos con el animal que subyace entre tanta razón.

8 comentarios:

Graciela

Sabes Eko, me he imposible mirar imagenes de animales castigados, utilizados...por suerte mis hijas comparten nada de circos, zoológicos, caza, muchos de los cosméticos aquí te dicen, tal cual lo que figura en las etiquetas de cigarrillos

No me importa lo que digan los científicos: sienten! sufren, se alegran, de qué hablan?

Por otro lado si la humanidad utiliza a bebes y niños para venta de órganos, prostitución, guerras, transporte de drogas, qué puede importarle los animales!

Y luego le piden a Dios! es imcomprensible que siendo los causantes se pida!

No me gustan las corridas de toros como así la doma que se hace aquí, los animales en su hábitat!.

La destrucción de los montes, selvas, ya no causa grandes inconvenientes de salud, pero siguen, no les importa nada a ningún gobierno del mundo mundial.

Abrazos!

antonio

Que mal nos comportamos con nuestros compañeros de planeta.
Los humanos nos hemos adueñado de todo,creemos que todo nos pertenece y que somos superiores,¿cuando aprenderemos?.

Saludos afectuosos!

eko

Hola Graciela.

Efectivamente amiga, que se le puede pedir a una especie que no cuida y devora hasta los que son de su misma especie. El frente es tan amplio, hay tantas luchas abiertas que quedarnos con una seria injusto, así que conviene ir recordando aunque sólo sea un poquito, que los humanos no somos los únicos que sufrimos.

Un abrazo querida amiga.

eko

Hola Antonio.

Podemos pasar por la vida sin prestar atención al daño que causamos o podemos hacer cada uno desde donde puede y como puede, examen de conciencia y gritar por los que no pueden hacerlo. Esa debería ser la misión un poco de nuestras bitacoras, aunque los temas se repitan y se acumulen.

Un abrazo amigo.

Felipe

Parece ser que todo lo que no sea humano sea digno de destrucción.

Parece ser que, incluso ,lo que es humano es digno de muerte y barbarie.

Thomas Hobbes decía "homo homini lupu"(el hombre es un lobo parfa el hombre.

¿Cómo no serlo con su hábitat?
________________

Saludos

Javier

Muchos se escudan detrás de las palabras "ciencia e investigación" para enmascarar masacres y torturas.
Como tú dices, en algún momento el hombre decidió que todo sobre la faz de la Tierra le pertenecía y podía disponer a su antojo...
¡Qué mundo!

eko

Hola Felipe.

La verdad es que no puede estar más acertada la frase de Thomas Hobbes. El hombre lo devora todo, incluso a si mismo. Si no fuera por el hecho de que hay inocentes que sufren de igual forma la maldad humana y que no se merecen más sufrimiento, a veces pienso que la humanidad se merece el más cruel de los finales.

Es un placer tener tu opinión. Muchas gracias y un saludo.

eko

Hola Javier y bienvenido.

La ciencia y la investigación, la evolución y la superioridad humana, parece ser suficiente excusa para acabar con todo. Desde luego no demostramos inteligencia, ni superioridad de ningún tipo, destruyendo todo aquello de lo que dependemos. Si se hiciera todo por el bien de la humanidad como dicen, cuidaríamos de los animales y nuestro planeta, pues al fin y al cabo, nuestra supervivencia depende de ello. Todo no es más que una excusa para lo mismo de siempre, ganar dinero.

Un saludo y gracias por comentar.

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.