El carbón seguirá viviendo de subvenciones

España seguirá compensando hasta 2014 a las compañías eléctricas que utilicen carbón nacional, más contaminante y menos productivo que el importado, gracias a la autorización de la Comisión Europea. Esto supone unos costos adicionales de unos 800 millones anuales de euros que, como no, deberán soportar los consumidores españoles.

Lo triste de todo esto es que, en estos momentos de recortes del déficit público, el gobierno considere un triunfo seguir subsidiando con dinero de todos los españoles, empresas no rentables, como es la minería del carbón en España. Me duele decirlo, porque sé que es el alimento de muchas familias, pero es negar la realidad y querer seguir anclados a una industria moribunda. De poco o nada sirve la inversión en energías verdes y renovables, si por no querer aceptar el destino de dicha industria, seguimos financiando la contaminación y empresas no rentables. Tal vez el dinero estaría mejor invertido si se buscara proporcionar a las zonas afectadas de un proyecto de futuro. Seguir tirando del cadáver de la minería y otros sectores claramente deficitarios y dependientes de subsidios, lastra la economía nacional y el desarrollo local de dichas zonas.

Tony Long, director de la Oficina de Política Europea de WWF en Bruselas, dijo: "La contaminación aumentará, los consumidores pagarán más, las inversiones en energías limpias se retrasaran y otros proveedores de energía en España van a estar en desventaja". De poco importaron también, las fuertes críticas de grupos ambientalistas que dijeron que con la medida se corría el riesgo de dañar los esfuerzos para la transición a una energía más limpia.

España necesita una reconversión en algunos sectores de su industria para poder seguir avanzando hacia el futuro, sino el pan de hoy se convertirá en el hambre de mañana. Se debería aprovechar, ahora que aún se esta a tiempo, para dotar a las poblaciones afectadas de una industria alternativa que desarrolle y revitalice la economía local y no esperar, como siempre, a que sea Bruselas quien obligue al gobierno de turno a cerrar el grifo, para encontrarnos con el desastre total de muchas familias y el consiguiente abandono y muerte de esas poblaciones. Pero como estamos acostumbrados, los gobiernos tenderán a alargar los problemas lo más que puedan y que sean los que vengan después los que se coman el marrón. Será entonces, cuando llegue el momento y ya no quede más remedio que aceptar su destino, que vendrán los llantos y las huelgas, las acusaciones de la oposición y el desgaste del gobierno de turno.

6 comentarios:

Graciela

Por aquí sucedió, sacaron a la gente que trabajaba desmontando, eran sus tierras...se 'las compraron' se las robaron, les han dado un plan.

Se debe dejar de desmontar por todo lo que ocaciona, pero sembraron soja! y la gente que trabaja? el Estado no pensó, haremos otra fuente de trabajo...ahí los tienes viviendo al cohete, de manera miserable...en fin, no hay políticas.

Saludos a todos en la casa :)

antonio

Se supone que los políticos están para tomar decisiones y no pasar la patata caliente al que venga detrás,se trataría de huir hacia delante para no ensuciarse.

También creo que las empresas energéticas tienen mucho poder y lo utilizan en su beneficio presionando a los gobiernos,mírese lo que está pasando con las centrales nucleares que están alargando la vida de estas,algún día tendremos un susto y de los gordos.

Saludos afectuosos Juan!

Adrián J. Messina

Es cierto que hay acciones que se contradicen las unas con las otras; es lógico que nos quedemos con una sensación inestable de no entender nada.
Lo cierto, es que muchas veces como en este caso , y en explicación a nuestras raras sensaciones, se tapa tierra con más tierra...

eko

@Graciela
A los políticos se les piden ideas que hagan mejorar la sociedad y al final solo dan soluciones interesadas y nada imaginativas. Vivimos tiempos donde las ideas sólo caen del lado de la rentabilidad y no del bienestar y eso lo pagan los más débiles.

Saludos de todos, amiga.

eko

@antonio
Sobre las empresas energéticas habría también mucho que hablar y esperemos que, como bien dices, no llegue el día en que tengamos que arrepentirnos por alagar tanto la moratoria de las nucleares.

Al final es más de lo mismo, lo alargo todo lo que pueda y que sea otro quien saque las castañas del fuego.

Saludos, amigo.

eko

@Adrián J. Messina
Existe un gran déficit de ideas en la política y eso lo pagamos todos. Sólo tenemos que ver, que tenemos como mejor sistema político, a uno, la democracia, con 2500 años de antigüedad.

Saludos

Los comentarios nacen de la reflexión, ejercicio este muy recomendado. Hazlo con educación y sus efectos serán mas gratificantes.